Etiquetas

, , , ,

Hoy os voy a hablar de mi cocina que la cambiamos hace un par de años por si os da alguna idea. Teníamos la cocina de obra que venía con la casa cuando la compramos. Como veréis era con azulejos rústicos y muebles muy sencillos de color claro y con añadidos de otro color. Para animarlo un poco cambiamos con los años algunas puertas por otras de aluminio y cristal al ácido pero, la cocina pedía un cambio más radical para adaptarla a nuestro estilo.

P1030527

Cocina de obra

P1030617

Momento en el que se quitaron los azulejos y se prepararon las nuevas tomas de electricidad, gas natural y salida de humos

P1030620

Parte del alicatado

Teníamos claro que queríamos una cocina sencilla y atemporal y tampoco derrochar mucho dinero. Somos partidarios de si se estropea o se pasa de moda poderla cambiar con el tiempo sin que te duela. Creo que nos gastamos lo ideal para tener buenos materiales y profesionales para que nos la hicieran.

Elegimos unos azulejos de gran tamaño en blanco mate y colocados con poca junta, desde lejos estas no se ven y parece un material liso continuo. Para el suelo tarima efecto roble envejecido como en el resto de la casa para darle continuidad.

P1030627

Instalando el mobiliario

Para los muebles sabíamos desde el principio que serían blancos para dar la sensación de amplitud, aunque tenemos mucha luz en la cocina, por eso nos atrevimos con la pared frontal recubierta con silestone en chocolate, huyendo del gris tan común por entonces. Este tono chocolate queda muy bien con el suelo de madera y es un contraste cálido al blanco de los muebles y detalles en acero y cristal. Todos los armarios llegan al techo para tener más espacio de almacenaje y mejor limpieza. En la esquina optamos por un armario con persiana y en su interior pusimos enchufes para todo el uso diario de los pequeños electrodomésticos. Este último fue un acierto por la capacidad que tiene, junto a este un pequeño despensero y al lado la columna de calor y el frigorífico.

P1050146

Cocina terminada

Así quedó la cocina, con la estupenda campana moderna que a todo el mundo llama le atención y funciona estupendamente, la zona de cocción tipo americana y el microondas con el perfil integrado que queda muy limpio.

P1050147

P1050148

Como complemento para decorarla y hacerla acogedora cambiamos las sillas por unas de plástico blancas que tienen un buen mantenimiento, una lámpara sencilla de cristal que no entorpece la visión frontal de la cocina, un paisaje de mi querido amigo Javier Romero que está triunfando por Nueva York y un espejo mejicano regalo de mis amigas cuando estábamos en el instituto y que me da muy buen rollo y me gusta como queda con la cocina moderna.

Espero que os guste. A mí me encanta desayunar en ella los fines de semana, entrando el sol por las venecianas o viendo llover como ayer.

Anuncios