Etiquetas

, , , ,

Os presento parte del proyecto que hice como final de curso.  Se trababa de convertir un bajo comercial en una vivienda. La casa se ubicó en el centro de la ciudad. Los clientes eran un matrimonio sin hijos de mediana edad y aficionados al arte y la fotografía.

El dormitorio como veis es de dimensiones muy normales y se puede ajustar a los que tenemos la mayoría, por eso he considerado buena idea mostraroslo por si os da algunas ideas.

Lo primero fue establecer los materiales: tarima de roble envejecido, pintura lisa blanco roto y la pared del cabecero en tono verde agua. En general toda la casa repite tres tonos: blanco, negro y el toque verde agua. Como pieza en negro se pusieron las puertas del armario en cristal negro espejo.

dormitorio_local1

En la propuesta del mobiliario destaca la cama Lazy Night diseñada por Patricia Urquiola. Aparte del diseño tan llamativo en el que el cabezal está compuesto como si fueran dos asientos independientes, es una cama muy cómoda ideal para ver la tv o leer. La probé este verano en un hotel de Madrid y os garantizo que quedé encantada del diseño y su comodidad, muy recomendable. Como mesillas de noche elegí el modelo Husk también de Urquiola porque era el que más me convencía para acompañarla. Para crear un poco de dinamismo en la propuesta tan sobria el color de cada mesita es diferente. Y para hacerlo más cálido un mueble de oficio recuperado como cómoda, también quedaría bien un mueble antiguo como contraste y si es de propiedad de la familia o comprado en un rastro o anticuario mejor que mejor.

Para completar una alfombra de piel de cabra en tonos similares a la cama. Esta propuesta de textiles en tonos neutros hace que también conecte con la obra de arte que pone la guinda a esta propuesta: la fotografía de una jaula realizada por Chema Madoz, el referente de la fotografía contemporánea española en la actualidad.

iluminaciondormitorio

Un proyecto de decoración no está terminado si no se cuida la iluminación, tema clave para el triunfo o fracaso del mismo. En este dormitorio se escogieron cuatro luminarias, además de la natural que entra por la ventana. Para las mesitas de noche una suspendida de Tomas Dixon y otra de sobremesa a modo de flexo ideal para la lectura de Jacopsen, ambas en negro para mantener la línea cromática de todo el proyecto. En el techo una sutil iluminación por bombillas de led que, se distribuyen caprichosamente a modo de universo particular sobre la cama. También se ha cuidado el interior del armario que cuando se abre se ilumina por una tira de led para facilitar su uso.

panel_dormitorio

Y así es como se hace el panel de presentación al cliente para que entienda la idea y pueda ver todos los materiales, muebles, iluminación, textiles y objetos decorativos y su distribución en el espacio de un solo golpe de vista. Creo que quedó muy bien el resaltado y le doy las gracias a mi especialista en planos que me ayudó muchísimo.

¿Qué os parece este dormitorio principal? ¿Os transportaría a las nubes?

 

Anuncios