Etiquetas

, , , ,

IMG_5124

Much@s de l@s que seguís revistas, blogs o redes sociales relacionadas con la decoración, habréis oído hablar de la técnica de transformar muebles con la pintura tiza o la famosa chalkpaint. Y seguro que vistas las fotos y tutoriales habréis pensado: “eso lo hago yo”. Sí, efectivamente yo he sido una de ellas que, tras ver los resultados de muebles y objetos realizados con chalkpaint, se ha lanzado a probarlo. Sobre todo porque ofrece la posibilidad de renovar un mueble o de tunearlo para hacerlo diferente.

Estado original de la estantería y del desorden de un niño.

Desde la reforma de la casa que hice hace unos años, me quedé con las ganas de lacar la estantería que antes estaba en el despacho para ponérsela en la habitación a mi hijo Marcos. Pero el lacarla me costaba como la librería original, y tampoco quería sustituirla por otra de Ikea o similar porque sabía que el aguante y la capacidad que tiene esta no me la ofrecían otras. Además, lo único que fallaba era el color. Así que animada por la buena prensa de la chlakpaint me decidí a darle un toque diferente al mueble para adaptarlo al estilo de su habitación, sin que me costara mucho dinero, ya que los niños crecen y con ellos las nuevas necesidades.

Mi primera experiencia con esta técnica ha sido todo un reto por diferentes motivos:

– Novata.

– Un mueble demasiado grande y que no se podía mover.

– Una estantería de melanina con sus estantes, cajones y recovecos.

– El calor, que secaba la pintura en la bandeja y rodillo.

Con todo ello, os puedo contar cómo me ha ido y algunos consejos como el que más vale fiaros de los tutoriales diy que del “experto” de una gran cadena de pinturas que te dice que con un bote basta, que lo hagas con brocha y no te habla de darle ningún acabado. Caí y me dejé llevar. Al día siguiente fui a otra tienda de pinturas, ya de mi barrio, y me compré mi segundo bote, mi rodillo y la cera para el acabado final.

collage_proceso

Proceso de aplicación de la pintura. Son necesarias varias capas para que cubra más.

Los demás consejos si ya habéis pintado un mueble son obvios, si es la primera vez proteger bien paredes y suelos para que no se manchen y tener cerca un paño húmedo para limpiar si se os cae una gota. En cuanto al empleo de la pintura sobre el mueble os recomiendo ver los tutoriales que circulan por las redes en los que podéis ver los utensilios, el antes del mueble, el proceso y el acabado.

IMG_5099

Acabado del duro trabajo. Me gusta el efecto de un mueble de madera pintado artesanalmente y del que se puede ver su madera base, queda más industrial y divertido para la habitación del peque.

Sobre mi experiencia y resultado, os puedo decir que ha sido satisfactorio como podéis ver en las fotos, pero que sinceramente no lo recomiendo para un mueble que no sea de madera natural, ya que no se puede lijar (técnica que acompaña al acabado vintage de este tipo de pintura) y que al no absorber bien la pintura, se raya la superficie fácilmente aunque esté protegida con la cera de acabado.

Ahora la habitación de Marcos ¡luce conjuntada!

IMG_5106

IMG_5109

Anuncios