Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , ,

El post que publico hoy no tiene nada que ver con el interiorismo, en principio, porque lo que os voy a contar es una experiencia de belleza que, aunque parezca frívolo a primera vista, el proceso y el resultado fue sacar una parte oculta de mi interior, convirtiéndose en una experiencia personal.

Todo empezó una tarde de verano, charlando con dos amigas bajo la sombra de unos árboles en casa de una de ellas. Estábamos hablando de los proyectos que recientemente habíamos iniciado, de cosas que nos gustaría hacer. Leo, que se dedica al maquillaje, en especial al de novia, aunque maquilladora es una profesión que se le queda corta, es más bien creadora de historias entorno a un maquillaje personalizado para cada persona según la ocasión; nos estaba hablando de sus cursos de automaquillaje y Lola y yo nos animamos a hacer uno con ella. Y lo que iba a ser en principio una quedada entre amigas para aprender a maquillarnos, se convirtió en toda una historia, creada por supuesto por Leo y en un tiempo récord. Conforme hablaba se iba configurando el argumento, hacía 10 años que Lola y yo nos habíamos casado y nos propuso volvernos a vestir de novia pero con un maquillaje diferente, que resaltara nuestra personalidad con el paso del tiempo. Nos preguntó quién más se podría unir a la experiencia y lo tuve claro, mi amiga Pilar. Esto sucedió un domingo y el martes de la semana siguiente quedamos con Eva, una fotógrafa especializada en bodas y moda quien junto a Leo terminó de perfilar el estilismo y el escenario de las novias, de las novias reinvententadas. Se basaron en tres estilismos de actualidad y nos los asignaron a cada una de nosotras: pin up, vaquera y roquera, que tuve el placer de dar vida.

Aparte del traje de novia, la experiencia se enriqueció con la colaboración de la tienda de ropa Capriche, otras mujeres decididas y emprendedoras que han hecho de su marca toda una referencia en Alicante. Con ellas contamos para los tres looks de calle que definían esa personalidad ideada para la ocasión.

Tras esta introducción que he creído necesaria para entender mejor el concepto de la historia y porque la gente que me conoce ya ha visto algunas fotos publicadas de la experiencia y están interesadas en saber más, os muestro una selección del resultado de la sesión fotográfica por la calles del casco antiguo de la ciudad como escenario y deciros que disfruté con la misma ilusión que la primera vez que me vestí de novia y espero que mi chico no se moleste, pero cuando haces el reportaje de novios creo que no piensas en que vas a volver a vestirte de novia y menos después de tanto tiempo y contando una historia tan diferente, la historia de tres mujeres.

EB-NOVIAS-5

EB-NOVIAS-12

EB-NOVIAS-10

EB-NOVIAS-36

EB-NOVIAS-38

EB-NOVIAS-91

EB-NOVIAS-106

EB-NOVIAS-142

EB-NOVIAS-140

Fotografía: Eva Cuenca de Mordan Lovers 

Maquillaje: Leo Membrilla de Bella Leo

Gracias a Marisol por dejarnos su maravilloso local Cortinas Artesol para hacer el maquillaje y el estilismo; a Capriche por el vestuario espectacular con el que disfrutamos sintiéndonos nosotras mismas; a Leo y a Eva por crear esta bonita historia para nosotras y sobre todo por invitarme a formar parte de su proyecto, aunque de esto hablaré más adelante. Y como no, a mis compañeras en esta aventura, a mis valientes y queridas amigas Pilar y Lola. Nunca olvidaré esta experiencia vivida con vosotras.

Y para terminar una imagen de equipo, aunque falta Eva, ya que hizo la foto, delante de una obra de street art de Salvador Gómez, sus “Mujeres en la ventana”, reinterpretación de la obra original de Murillo realizada con plantillas y spray. ¿Qué opinarán estas mujeres del siglo XVII de nuestra reinvención de la novia? Yo creo que se quedaron tan encantadas como nosotras.

EB-NOVIAS-128

Anuncios